Examínate a ti mismo

Examínate a ti mismo

¿Se te ha ocurrido alguna vez pensar que necesitas ayuda para modificar tu comportamiento o pensamientos sexuales o te lo han sugerido otras personas?
¿Has tratado alguna vez de parar o limitar tus conductas y pensamientos sexuales sin conseguirlo?
¿Perjudican tus pensamientos y conductas sexuales las relaciones con tu cónyuge, trabajo o dificultan que te hagas cargo de tus responsabilidades con los demás?

A pesar de las consecuencias negativas de tus conductas sexuales humillaciones, mentiras, enfermedades, pérdida de trabajo, divorcios o actos inmorales continúas practicando dichas conductas?
¿Te han dicho alguna vez que eres adicto al sexo, has estado a punto o te han llegado a arrestar por algún delito relacionado con el mismo?…
…Sé que solo no puedo. Lo he intentado anteriormente sin resultado alguno.

 

ES POSIBLE LA RECUPERACIÓN DE LA ADICCION SEXUAL ?
Sí, es posible con la ayuda de DIOS si trabajamos el programa día a día.

¿ Qué tengo que hacer para alcanzar la sobriedad sexual?
No existen absolutos en el programa de G.A.S.S pero te podemos decir qué es lo que hacemos para vivir en recuperación y alcanzar la sobriedad.
Acudimos a las reuniones; trabajamos los pasos,leemos literatura relacionada con la sana sexualidad;
tenemos mentores a quienes telefoneamos con regularidad. Confiamos en Jesucristo que nos mantiene libres.

De acuerdo, estoy dispuesto a intentarlo.

 

¿Qué hago a continuación?…

  •  Ponte en contacto con nosotros.
  • Asiste a reuniones, a muchísimas reuniones.
  •  Habla con otros sexo adictos en recuperación y pregúntales cómo alcanzaron la sobriedad sexual.
  • Utiliza el programa: Lee la Biblia, los folletos y el material de G.A.S.S y literatura que hable sobre la adiccion sexual.
  • Busca a alguien cuya recuperación te resulte atractiva, llámale con regularidad a diario si es posible y pregúntale qué te sugiere que hagas.
  •  TRABAJA LOS PASOS. Tu Mentor te mostrará cómo.
  • Recurre a la oración. Por la mañana pídele a Dios que te mantenga sobrio “durante estas 24 horas”. Por la noche da las gracias por el día de sobriedad. Ora cada vez que tengas una tentación.

 

Recuerda algunos lemas:

“Primero, lo primero”, “tomatelo con calma”, “Sólo por hoy”, “Suelta las riendas y deja actuar a Dios”, “No lo compliques que es sencillo”.
Muchos de nosotros estuvimos en algún momento en tu lugar, y nos sentimos exactamente como te sientes . No tengas reparos en pedirnos ayuda.
“Ven con nosotros, pues estaremos contigo en la fraternidad del espíritu, y seguramente te encontrarás con algunos de nosotros cuando vayas por el camino que nos conduce a un destino repleto de felicidad.

Que Dios te bendiga y sostenga” !
hasta entonces.  ( tomado de Alcohólicos Anónimos, capítulo undécimo)